¿Qué es una hernia?

¿Qué es una hernia?

Una hernia es una protuberancia de un órgano o de parte de un órgano a través de la pared de la cavidad que normalmente lo contiene. Una hernia se produce cuando hay una debilidad o un desgarro de la pared abdominal , a consecuencia del envejecimiento, una lesión, una incisión quirúrgica antigua o una afección congénita.

Por lo general, las hernias aumentan de tamaño a causa de la presión ejercida sobre ellas, por ejemplo, por un asa del intestino, o del tejido graso que empuja al tejido abdominal débil o desgarrado. Como consecuencia de esto se forma una bolsa o saco en la pared abdominal. En este punto puede apreciarse a veces un bulto.

Mientras el contenido abdominal que empuja el saco aumenta de tamaño, aparecerá un bulto. A veces, el bulto o protusión se puede aplanar, tumbándose o haciendo presión contra el mismo. Aunque una hernia en esta fase, conocida como hernia reducible , no es una situación de urgencia, es probable que sea necesaria la cirugía para repararla.

Si el intestino queda atrapado o es hernia irreducible , se conoce como hernia encarcerada , y puede ser bastante dolorosa. Normalmente, el bulto no se puede aplanar y puede ser necesaria una operación inmediata. Una hernia que queda muy atrapada o hernia estrangulada  pierde irrigación sanguínea, bloquea el flujo intestinal y precisa una intervención quirúrgica de urgencia.

Desgraciadamente, la hernia no desaparecerá sola. De hecho, las hernias suelen empeorar con el tiempo, lo que hace que la cirugía de reparación de las hernias  sea hoy el tratamiento estándar.

¿Padece usted una hernia? Conozca los signos y los síntomas de las hernias.

Cómo se desarrolla una hernia

 
La pared se debilita o se desgarra

El revestimiento abdominal se abulta a través de una zona débil y empieza a formar un saco herniario. El saco puede contener grasa, intestino u otros tejidos. En este punto, la hernia puede causar, aunque no siempre, un bulto visible.

 
El intestino hace presión contra el saco

A medida que el intestino empuja más el saco,  se forma un bulto visible. El bulto puede aplanarse al tumbarse o al hacer presión contra el mismo. Esto se conoce como hernia reducible y no constituye un peligro inmediato.

  
El intestino puede quedar atrapado

El saco que contiene el intestino puede quedar atrapado (hernia irreductible o encarcerada). Si esto ocurre, no podrá aplanar el bulto. También puede tener dolor. Puede ser necesario un tratamiento rápido.

 
El intestino puede quedar estrangulado

Si el intestino queda muy atrapado, se estrangula. La zona estrangulada pierde irrigación sanguínea y puede necrosarse (el tejido se muere). Esto puede causar un dolor intenso y bloquear el intestino. Se requiere una intervención de urgencia para aliviar el bloqueo.

Esta página web no tiene la finalidad de reemplazar los consejos, diagnósticos o tratamientos médicos. Sólo un médico u otro profesional debidamente capacitado puede diagnosticar y tratar una hernia.